© by Enrique Ubieta (1934 - 2015)

Crónicas irónicas
Language: Spanish (Español) 
Hace cinco siglos, el Conquistador
irrumpió en el Nuevo Mundo,
sin pensar ver lo que allí vió.

Fue en pos del oro el Conquistador;
saliéndole al paso, altas civilizaciones
que le van dando lecciones.

Fue al imperio azteca: se maravilló;
y a Tenochtitlán, por ser de tal
magnificencia, a Venecia la igualó.

Pensaba el Conquistador que en el
Anáhuac no existía, una civilización
como la que él representó.

Mas, percatado de entrar por el umbral
de un gran imperio, comenzó el ministerio
de la guerra cultural.

Hace cinco siglos, al Conquistador, la leyenda
que lo endiosaba sus conquistas favoreció.

¿Era aquel jinete, parte del corcel?
¿Armas y armaduras -- por entonces,
tan atroces -- eran cosas de los dioses?

Levantan sus templos, sobre los del Sol.
Evangelizaban con la cruz o con la espada,
en el nombre del Señor.

Cuenta la antigua leyenda, que un dios
blanco y barbudo, se fue, cumplida su agenda,
por la mar... y ha de volver.

Que de volver fue capaz, creyeron ver los del
Anáhuac, cuando surgió de las aguas,
del Conquistador, ¡la faz!

(Lo esperado no siempre ocurre, y la ironía
sucede, en vez...)

Authorship

Musical settings (art songs, Lieder, mélodies, (etc.), choral pieces, and other vocal works set to this text), listed by composer (not necessarily exhaustive)


Researcher for this text: Emily Ezust [Administrator]

This text was added to the website: 2010-10-09
Line count: 31
Word count: 189